Eco-diseño

Decathlon y la Better Cotton Initiative

  • 21 diciembre, 2017
  • #Algodón Orgáinico, #Algodón reciclado, #Better Cotton Initiative,

Desde 1986, en Decathlon, diseñamos y fabricamos nuestros propios productos firmados (incluidos textiles, calzado, bicicletas, equipos deportivos, accesorios y productos nutricionales, electrónicos y ópticos). Usamos algodón en nuestros productos textiles en proporciones iguales a las de productos equivalentes en el mercado (alrededor del 30%). Esta materia prima tiene un impacto considerable en la sociedad y el medio ambiente, por lo que es una cuestión importante para nosotros y explica por qué nos hemos comprometido con una estrategia de compras responsable que hace sostenible su uso en nuestros productos.

Para ayudar a reducir los impactos ambientales de la producción convencional de algodón y mejorar las condiciones sociales, Decathlon continúa con sus esfuerzos para utilizar materias primas de origen responsable. Por lo tanto, hemos decidido buscar la adopción de tres tipos de algodón más sostenible:

Algodón orgánico: en 2006 comenzamos a usar algodón cultivado orgánicamente, un pequeño mercado que actualmente representa solo el 0,4% de la producción mundial de algodón. Por el momento, lo usamos principalmente para nuestras gamas relacionadas con el yoga, como polainas, pantalones capri y camisetas.

Algodón reciclado: el algodón reciclado aún plantea problemas técnicos para los fabricantes, quienes están luchando por desarrollar sistemas capaces de reciclar ropa usada o al final de su vida útil. Estamos muy involucrados en los esfuerzos de ADEME (la agencia francesa de gestión ambiental y energética) para apoyar la investigación en esta área, en asociación con un consorcio de fabricantes franceses, y concentrarnos en dos vías específicas: el reciclaje de residuos industriales y el reciclaje de ropa usada.

Better Cotton Initiative: desde 2012 apoyamos la iniciativa Better Cotton Initiative (BCI), cuyas pautas de buenas prácticas están diseñadas para reducir los impactos ambientales del cultivo convencional de algodón, y que incorporan un amplio componente social.

Better-cotton-initiative

“Junto con la ONG Solidaridad , participamos en un proyecto agronómico de tres años que involucró a 5.000 agricultores en el estado indio de Gujarat. Esto ha visto la instalación de nuevas infraestructuras para cosechar y almacenar el agua de lluvia y el riego por goteo “, explica Nagy Bensid, líder del proceso de hilados y fibras naturales.

Los agricultores fueron entrenados para adoptar fertilizantes naturales (como compost y estiércol) y para minimizar el uso de pesticidas. A continuación, se les presentaron buenas prácticas destinadas a mantenerlos seguros y saludables, y garantizar el cumplimiento de condiciones de trabajo decentes. La experiencia adquirida como resultado de este proyecto ha fortalecido nuestra determinación de desplegar algodón BCI en una escala más amplia.

Creemos que el uso de algodón BCI para complementar el algodón orgánico y el algodón reciclado es la solución ideal para ayudarnos a reemplazar gradualmente el uso del algodón convencional. Para ello, a fines de 2015, nos comprometimos a que todos nuestros productos textiles se fabriquen con algodón 100% de origen sostenible (BCI, orgánico o reciclado) para 2020. Actualmente, con datos de noviembre de 2017, el 25% de nuestro algodón tiene fuentes sostenibles.